Solomillo Wellington

 Esta receta me gusta mucho, sobre todo porque es un clásico de la cocina, que ahora adapta el sofrito a thermomix. La preparamos en la clase de Navidad de este año, y de ahí son las distintas fotos de los hojaldres.
Quedan preciosos presentados en una bonita fuente, (se veían mejor al natural, que en las fotos) que siempre las hacemos deprisa y corriendo. La única pega, es que debes tener un cuchillo bien afilado para realizar los cortes a la hora de servir, o te «cargas la magia» del plato y de la Comida de Navidad.

Yo por si acaso, voy a ir sacando «la motosierra» del armario. 

 

SOLOMILLO WELLINGTON
Receta: Cookidoo: Colección Eresa una Vez.

Ingredientes
50 g de agua
300 g de champiñones frescos en cuartos o laminados
30 g de aceite de oliva
150 g de chalotas (cebolletas) en cuartos
1 pellizco de sal
1 pellizco de pimienta negra molida
20 g de brandy
2 solomillos de cerdo (aprox. 300-400 g c/u) salpimentados
2 láminas de masa de hojaldre (aprox. 25 x 30 cm, de 5 mm de grosor)
100 g de foie mi-cuit de pato (paté de pato)  en trozos
1 huevo batido para pintar
200 – 250 g de mermelada de frambuesas

Preparación
Precaliente el horno a 200°C. Forre una bandeja de horno con papel de hornear y reserve.
Ponga en el vaso el agua.
Introduzca el cestillo con los champiñones y programe 3 min/Varoma/vel cuchara. Con la muesca de la espátula, extraiga el cestillo y reserve. Vacíe y seque el vaso.
Ponga en el vaso el aceite, las chalotas y los champiñones reservados del cestillo y sofría durante 10 min/120º/giro inverso/vel cuchara.
Agregue la sal, la pimienta, el brandy y, sin poner el cubilete, programe 3 min/Varoma/vel 1. Mientras tanto, corte las puntas de los solomillos para tener 2 piezas de 20 cm.
Coloque las láminas de hojaldre, una en cada lado sobre el borde de la bandeja preparada, de manera que quede fuera aprox. la mitad de la masa. Ponga los solomillos encima de la masa dejando libre un borde de 2 cm.
Reparta el sofrito de champiñones sobre los solomillos, distribuya los trozos de foie y añada 2 cucharadas de mermelada sobre cada uno. Cubra cada solomillo con el faldón de masa y recorte el exceso de masa. Selle los bordes haciendo una ligera presión y forme un cordón Utilice los recortes para decorar la superficie a su gusto y pincélelos con el huevo batido.
Hornee a 200°C durante 20- 30 minutos o hasta que vea el hojaldre bien doradito.
Retire del horno, corte en rodajas y sirva con mermelada de frambuesa.

NOTAS:
Es importante, aunque la receta original  no lo indique, que se tengan los solomillos sellados en sartén, (salpimentarlos y pasarlos por aceite caliente, dándoles vueltas hasta que estén bien dorados por fuera) tras las clases mis compañeras y yo, hemos comprobado que el resultado es mucho mejor, ya que luego la carne no suelta los jugos mojando el hojaldre. 
También aconsejaría que tanto la carne como el relleno estén prácticamente fríos, antes de cerrar el hojaldre.
Hacía el final de la cocción, si nos gusta que la carne, esté bien horneada,  tapar los hojaldres  con papel de aluminio, así podemos tenerlos algo más de tiempo sin que se doren en exceso.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *