Casca de Reis amb thermomix

 Sin duda, solo habrás escuchado eso de la «casca» si eres de la Comunidad Valenciana. Es un dulce que antiguamente preparaban las abuelas para el Día de Reyes. Yo siempre he tenido la casca durante toda mi infancia, caserita de mi yaya,  en una cesta o caja bien adornada, la masa es mazapán (almendra y azúcar) , rellena de dulce de boniato, yema, cabello o calabaza.  Venía llenita de golosinas llamativas y  chocolates alrededor.  Ahora va siendo desplazada por el Roscón, pero me niego a que desaparezca de mi casa. 

He pasado la tarde mientras la preparaba, pensando en mi abuela, que gracia y que mayor me hago, que ahora soy yo la que se pone manos a la masa. También he de confesar que tanto mi hermana como yo, de pequeñas, poco caso le prestábamos al dulce, así que hoy al comérnosla, pensamos que ha sido como un homenaje a esas yayas, que siempre pusieron su granito de arena el día de Reyes, aunque nosotras siempre fuésemos directa a los juguetes.

 


.

CASCA DE REIS
De la cane

Ingredientes:

Masa:
200g de azúcar
300g de almendra
La piel de un limón a tiras, sin nada de parte blanca
La clara de un huevo (unos 40g)

Relleno:
Media lata de dulce de boniato
Dos bolitas para los ojos, café, anisetes, etc.
La yema de huevo

Glaseado:
200g de azúcar
una clara de huevo
5 gotas de limón

También necesitarás:
Dos mangas pasteleras
Una boquilla de agujerito fino (opcional)
Papel de horno
Un palillo o brocheta fina.

Preparación:

Ten preparado el dulce de boniato en una manga pastelera, te será muy fácil extenderlo así luego.

Pon en el vaso las almendras, y pulveriza 30seg/vel 10. Reserva.
Ahora  el azúcar y programa 30seg/vel10, mientras tanto echa por el bocal las pieles de limón para que se pulvericen también.
Añade la harina de almendras y mezcla 15seg/vel 6. Incorpora la clara 20seg/ vel 4.
Vuelca la masa sobre una superficie, estará como desmenuzada. Ves uniéndola en una bola, apretando con las manos.

Montaje
A continuación, dale forma de rodillo largo, de unos 50cm.  Puedes ir apretando la masa con las manos, a la vez que vas estirando hacia adelante y hacia atrás, pues la masa no es como la del pan no es elástica y pueden abrirse grietas. Si lo necesitas, puedes humedecerte las manos en agua.

Luego deja los dos extremos con la forma de cilindro (serán la cola y la cabecita de la serpiente o anguila) y aplasta con las mano o un rodillo pequeño el resto del cilindro.

 

 

Precalienta el horno a 180º

Ahora rellena del dulce de boniato, ayudándote con la manga pastelera o a cucharaditas. Cierra como si cerrases un monedero antiguo 😉  y así quedará todo sellado el relleno. Dale la vuelta al rulo, de manera que esa parte quede abajo.

 

Es el momento de pasarlo a la bandeja del horno forrada con papel de hornear. Ahí le das formita a los dos esquinas, empezando por la colita, en definición, hacerla más fina y luego poco a poco gira el rulo para darle forma de serpiente y al llegar a la cabeza, aprieta con los dedos un poco para formar el «el cuello del animalillo» y luego con un cuchillo, ábrele la boquita y pon una bolita de papel de hornear o aluminio, para que no se cierre en el horno.  Con un palito, agujerea lo que simularan los ojos, o bien puedes poner alguna semilla, bolita de anís


Pincela con la yema de huevo batida y hornea, con el horno precalentado a 180º durante unos 20minutos, hasta ver la serpiente doradita. Si quieres  al finalizar, puedes volver a pincelar con el resto de yema y dejarlo unos minutos más si le hiciese falta, así brillará más  y terminará de dorarse.

Glaseado
Puedes preparar también un merengue, yo opté por la glasa.
Mientras está en el horno, prepara la glasa. Pon el azúcar en el vaso y pulveriza 20 seg/vel 10. Añade la clara de huevo y el zumo de limón y mezcla 30 seg/vel 6.
Pon el glaseado en una manga pastelera con boquilla fina.

Una vez salga la casca del horno, adornarla con el glaseado haciendo dibujos a nuestros gusto.  No me he complicado mucho, unos zig zags  y listo. Para hacer los piquitos,  como el glaseado es más bien líquido, iba ensuciando la puntita de un palillo y lo acercaba a la serpiente, dejándolo el pegotito encima. Después de los primeros «churretones», este truqillo, me ha parecido buenísimo, jeje.

Esperar a que  se enfríe y a disfrutar.
.

 

 

.

 

 

NOTAS:
ES mi primera casca, sobre la receta, me parece que en esta zona serán todas iguales, un mazapán a partes iguales de azúcar y almendra molida. Aunque yo he restado bastante azúcar porque es un dulce, muyyyyy dulce… Respecto al montaje seguramente habrán otros métodos, yo no vi nunca a mi abuela prepararla, así que me he dejado llevar por la intuición y lo que me ha parecido  más fácil.
Lo que si os aseguro es que está realmente divina. Al maridín, hay que quitarsela de delante.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.